"Qué es el arte" preguntó Allen Ginsberg a William Burroughs.
"Una palabra de cuatro letras" respondió éste.

Web as Canvas ofrece una serie de propuestas artísticas concebidas para este nuevo lienzo y a la vez nuevo escenario de la creación contemporánea que es Internet. Todos los proyectos, que nos parecen representativos de las nuevas tendencias creativas en Internet, están directamente vinculados al tema de este año: "la pintura estirada". El tema es muy amplio y nosotros no somos partidarios de las selecciones monumentales, de modo que hemos decidido elegir diez proyectos que materializan desde diferentes puntos de vista, lo que nosotros entendemos para: "pintar con el código". Nueve son proyectos ya existentes, que sus autores nos han prestado para Web as Canvas (¡muchas gracias a todos!) y uno World Wall Painters, del grupo barcelonés Area3, ha sido realizado para Art Futura 2002. Se trata de una aplicación para el Carnivore Project de RSG Radical Software Group, un proyecto basado en el software homónimo utilizado por el FBI para realizar interceptaciones en Internet. El Carnivore espía los paquetes de datos y los pone a disposición de otros artistas para que los reinterpreten de forma creativa, convirtiendo así el propio código informático en una obra de arte. Después de artistas como Entropy8Zuper y Mark Napier (que participan en Web as Canvas con otros proyectos), también Area3 ha puesto en práctica uno de los grandes dogmas del arte, es decir utilizar algo para un objetivo distinto al que concibió su creador. De ese modo un instrumento de represión y control como es el Carnivore se convierte en un dispensador de pinturas realistas como las de Area3 y Entropy8Zuper, de imágenes fractales y abstractas como las de Joshua Davis e incluso de música como en el caso Tom Betts.
Los demás proyectos ofrecen diferentes interpretaciones de cómo es posible pintar con el código y a la vez establecen evidentes lazos con los grandes movimientos del arte moderno. El proyecto más "antiguo" es Communimage realizado en 1999 por el grupo hispano-suizo Calc y que desde entonces no deja de crecer gracias a las contribuciones de los internautas. Entropy8Zuper, la voz del barroco en Internet, presenta la última versión de Eden Garden, que se estrenó en el Moma de San Francisco en 010101 Art In Technological Times. El proyecto se basa en una aplicación que lee el código html de la página web introducida por el usuario y lo convierte en elementos de un paraíso artificial en 3D, poblado de plantas y flores fantásticas. Para la misma exposición, el SF Moma produjo también Feed de Mark Napier, una obra paradigmática de la relación entre el net.art y los grandes movimientos artísticos de las vanguardias. Feed es un navegador creativo que se apropia de la estructura y los contenidos de las páginas web y los transforma en un flujo continuo de píxeles, utilizando datos, códigos, imágenes y textos para realizar un action-painting informático. Algo parecido a lo que pasa con Turux, la obra de Lia y Dextro que ha sido definida "un sueño de Paul Klee en un mundo de Picasso". Resulta más vinculada a la tradición pictórica que a la informática también Unfolding Object de John Simon jr.. La pieza, basada en una estructura digital que se modifica según los accesos de los internautas a la web, enlaza con múltiples experiencias artísticas desde Sol LeWitt a Paul Klee e incluso hasta las técnicas utilizadas en el diseño de la Alhambra y en otras arquitecturas islámicas.
En el espacio más fluidos e indefinidos de la creación virtual los límites entre arte y diseño se han ido mezclando y difuminando. Este polifacético sector, que se alimenta de las fuentes más distintas, desde el diseño gráfico al arte conceptual, está representado por tres vertientes. El elegante minimalismo de InsertSilence, un proyecto compartido entre el israelí Amit Pitaru y el inglés James Paterson, que empezaron su colaboración cuando casualmente descubrieron vivir en la misma calle de Nueva York. El diseño brutalista y underground de Snowcrash del estadounidense de origen cubano Antonio Mendoza, en cuya obra se mezclan la estética psicodélica años 70, la cultura de los comics, la iconografía hindú y las chicas de los mangas para adultos. Las variaciones tipográficas de Textension de Joshua Nimoy, una investigación artística directamente influida por la poesía concreta, que se centra en la percepción y el placer de la interacción. Finalmente en Electric Sheep de Scott Draves, las experimentaciones gráficas se convierten en formas de vida artificial, gracias a un software que genera complejas animaciones de formas fractales.
Diez proyectos: diez formas distintas de pintar con el código.
Roberta Bosco y Stefano Caldana


LOS PROYECTOS