Strict Standards: Declaration of Walker_Comment::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /usr/home/artfutura.org/web/v2/blog/wp-includes/comment-template.php on line 0 Strict Standards: Declaration of Walker_Comment::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /usr/home/artfutura.org/web/v2/blog/wp-includes/comment-template.php on line 0 Strict Standards: Declaration of Walker_Comment::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /usr/home/artfutura.org/web/v2/blog/wp-includes/comment-template.php on line 0 Strict Standards: Declaration of Walker_Comment::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /usr/home/artfutura.org/web/v2/blog/wp-includes/comment-template.php on line 0 Artfutura :: BlogFutura
null

Los vaivenes de la moda en el MOMA y la Tate Modern

 

Atención, juego de agudeza visual. Encuentren las diferencias.

 

El Museum of Modern Art de Nueva York tiene una de las mejores colecciones de arte del Siglo XX que existen, visitada anualmente por millones de turistas de todo el mundo. Pero además, cuenta con un excelente departamento de cine y media que organiza exposiciones como la retrospectiva de 20 años de Pixar

A Officer and a Gentlemann dvdrip

The Butterfly Effect 2 on dvd hace unos meses; el mejor departamento de arquitectura y diseño del panorama internacional, responsable por ejemplo de la excepcional exposición SAFE: Design Takes on Risk y la famosa On Site: Nueva Arquitectura en España que tanto juego nos dió para mirarnos el ombligo. Y regularmente abre espacios para encargar proyectos a los nombres más importantes en el circuito del arte contemporáneo. En los próximos meses, Doug Aitken, Jeff Wall, Eijaa Liisa Ahtila o Richard Serra.

 

En Londres, la Tate Modern -quizás el museo de arte contemporáneo con más éxito popular en los últimos años- tiene también una excepcional colección permanente de arte del siglo XX, con la que además se permite juguetear constantemente por medio de ideas como Tatetracks, una invitación a distintos músicos y grupos para que escriban temas sobre obras concretas de la colección; los primeros han sido Chemical Brothers. Pero además, también abre sus salas a los mejores artistas de hoy, como en estos días Pierre Hyughe. Tiene un programa de arte en la Red que apoya la producción de obras de artistas digitales de todo el mundo (la última, The Dumpster de Golan Levin). Y su programa de actividades ha hospedado recientemente, por ejemplo, conciertos de Carsten Nicolai o Rioji Ikeda. No hace falta decir nada de sus famosas intervenciones en la inmensa sala de Turbinas.

 

La colección de arte del siglo XX del Pompidou de Paris tiene más de cincuenta mil obras. Y no tienen el menor problema en combinar su exhibición con exposiciones de artistas contemporáneos, conciertos de músicos electrónicos o, como ocurrirá el próximo mes, una muestra del trabajo de Fabrica, el centro de producción e investigación de diseño y multimedia italiano financiado por Benetton.

 

Pero ayer Carmen Calvo anunció el cambio de dirección del Museo Reina Sofia de Madrid, en teoría el primer museo de arte contemporáneo de España.

…que sea un museo especializado en cubismo y arte español (del siglo XX). Picasso y Juan Gris son los artistas que citó para avalar la importancia del cubismo en el Reina Sofía. Una línea historicista que va abiertamente en contra de la emprendida por todos sus directores que siempre han querido, con más o menos voluntad y suerte, estar incluidos en el circuito de los centros de arte contemporáneos europeos. (…) “Me interesa más el museo que el centro de arte”, sentenció. (…) Calvo cree que el Reina Sofía debe dejar de «experimentar» y de ser una «galería de galerías de arte» porque su «camino es convertirse en un museo y poner en valor su colección». «Las compras de este museo tienen que ser de primer nivel porque para el arte contemporáneo ya están las galerías de arte».

 

Según Calvo, el Reina Sofía “no puede estar sometido a los vaivenes de la moda”.

 

Tiene sentido, porque está claro que en Madrid se ha alcanzado la saturación absoluta de centros que atiendan a la creación contemporánea. Yo propondría que se ensanchen las puertas y se despejen algo más las salas para que se pueda incrementar el número de turistas que pueden desfilar por delante del “Gernika” por minuto. Y en la ampliación de Jean Nouvel, que tan poco le gusta a todo el mundo, pondría la tienda de souvenirs.

 

Necessary Evil film Qué tristeza, Dios mío. Qué dolor por Madrid. Qué estupideces dice -y hace- Carmen Calvo. Crisis de gobierno cuanto antes, por favor.